martes, 24 de septiembre de 2013

Feng-Shui: La Entrada de la Casa



Estoy haciendo un curso cortito por internet sobre Feng-Shui y, en mi primera clase, me hablaron de:

La Entrada de la Casa

En este bello curso se indica que la puerta de la casa es uno de los puntos más importantes porque es la "boca" del Chi (Chi es el término que usa feng shui para referirse a la energía).

Toda puerta debe de ser necesariamente SELECTIVA: debe permitir el paso de las cosas que conviene dejar ingresar e impedir el paso de otras, que conviene dejar afuera. Así como la puerta del hogar mantiene su protección y seguridad, desde el punto de vista energético, la puerta debe permitir el ingreso de las energías positivas e impedir el de las negativas, para mantener un ambiente de óptima armonía en la casa.

Si al ingresar a nuestro hogar se siente lleno de amor, paz interior y pensamientos positivos, NINGUNA ENERGÍA NEGATIVA LOGRARÁ PENETRAR EN NUESTRA CASA Y SOLAMENTE ENTRARÁN ENERGÍAS POSITIVAS.
En cambio, si al llegar a la casa nos invaden sentimientos de disgusto, desarmonía o tristeza, LE ESTAMOS ABRIENDO LA PUERTA A ESTAS ENERGÍAS NEGATIVAS PARA QUE SE INSTALEN EN NUESTRO HOGAR.
Lo que debemos hacer, entonces, es que la entrada a nuestra casa refuerce nuestros sentimientos positivos y tienda a disminuir los negativos

El Feng-Shui recomienda colocar a la entrada de la casa alguna cosa que signifique protección y "buena onda" PARA UNO. Entonces, me dieron una tarea:
¿cómo le gustaría que su propio hogar le diera la bienvenida después de un agotador día de trabajo?

He aquí algunas sugerencias:

  • Un ramo de flores frescas.
  • Un lugar en donde dejar todo aquello que Ud. trae de la calle, abrigo, cartera etc.
  • Un asiento que simbolice la idea de "ponte cómodo".
  • Una fotografía de sus seres más queridos.
  • Una vela o aromatizador con un aroma especial.


¡Cualquier otra cosa que nuestra imaginación nos dicte!

Se aceptan sugerencias...